La banca exponencial es una evolución natural de la cada vez más rápida digitalización en el sector de servicios financieros que, a su vez, está impulsada por el crecimiento exponencial de las tecnologías durante el último medio siglo. Este crecimiento tecnológico se plantea en la Ley de Moore, pero si bien la aplicación inicial de la Ley de Moore estaba principalmente relacionada con el tamaño y la potencia del hardware, ahora ha evolucionado para incluir mobile computing, cloud, inteligencia artificial, Internet de las cosas, realidad virtual y aumentada y otros campos en los que cada vez hay más información disponible para procesar a velocidades cada vez mayores.

Este es el escenario en el que los bancos pueden beneficiarse más ampliamente de las tecnologías exponenciales, proporcionando productos y servicios más personalizados a más clientes (y posibles clientes) en el momento más apropiado con el menor intervalo de tiempo entre su concepción y disponibilidad.

Pilares de la Banca Exponencial

1166x648