Una experiencia financiera inmersiva e hiperpersonalizada

Esta publicación explora la noción de banca aumentada, uno de los cuatro pilares de la banca exponencial según la visión de GFT. A través de análisis en detalle y estudios de casos ilustrativos, podrás aprender cómo sacar partido de las tecnologías exponenciales para crear una experiencia bancaria inmersiva que va mucho más allá de las interacciones digitales actuales.

La banca aumentada implica aprovechar tecnologías exponenciales para mejorar la relación entre el banco y sus clientes al ofrecer una experiencia más rica a través de nuevos servicios o nuevas formas de interactuar con los servicios tradicionales.

La noción de banca aumentada apareció hace más de una década con el lanzamiento de las primeras soluciones basadas en canales digitales y arquitecturas digitales, que aprovecharon las oportunidades que ofrece Internet y los dispositivos móviles, como smartphones y tabletas.

Continuó evolucionando con la llegada de soluciones digitales creadas en torno a un ecosistema móvil extendido, incluyendo wearables o dispositivos portátiles, Smart TV y otros dispositivos conectados, y respaldados por nuevas tecnologías como bluetooth, NFC y biometría.

En la actualidad, nos encontramos con soluciones aumentadas que brindan una experiencia bancaria totalmente inmersiva, ofreciendo servicios hiperpersonalizados y nuevas formas de interacción completamente integradas en la vida digital del usuario.

Estas soluciones se basan en tecnologías exponenciales, como la realidad virtual, aumentada y mixta, visualización de datos, visión por computación o visión artificial, inteligencia artificial y reconocimiento biométrico, entre otras, para permitir que los clientes tomen las decisiones financieras correctas al integrar información financiera relevante en sus vidas cotidianas.